icon-arrow-down icon icon-arrow-fill-down icon icon-arrow-next icon icon-arrow-prev icon icon-tag-close icon
VOLVER A LOS RESULTADOS

Música

out of 1 vote(s)

Puntúa esta actividad

Mueve el cursor sobre las estrellas para seleccionar una puntuación.

Beneficios para el desarrollo

¡A que no sabías que la boca es una toda una máquina de hacer música! A los niños les encantan los ruidos y tu boca es el instrumento necesario para hacer una sinfonía completa.

Qué hay que hacer

  • Ponte al niño en el regazo de frente a ti de modo que pueda verte la cara con claridad.
  • Empieza a hacer ruidos con la boca, por ejemplo,
    * Besos * Ruidos secos con la lengua * Pedorretas * Ruidos de motor con los labios * Gruñidos, chillidos, gorjeos, susurros * Silbidos, cantos, zumbidos * Ruidos de animales como el del pato, el del perro, el del gato, el del cerdo, el de los pollitos, el del gallo, el del mono, el de las serpientes, el del burro o el del lobo

Materiales

  • Tu boca, tu lengua, tus dientes y tus labios

Seguridad

Si usas algún instrumento, cerciórate de que sea seguro para el niño. No hagas los ruidos demasiado fuertes pues podrías lastimar los oídos del niño. Si alguno de los ruidos inquieta al niño, no lo repitas.